Blog

En cada momento de nuestra vida hemos andado por caminos inciertos, hemos dudado tanto de lo que es o no verdad, nos quedamos con las verdades del mundo y aceptamos por propias, otras doctrinas que nada tienen que ver, hoy querido amigo, te invito a qué busques en lo más profundo de tu corazón, ese anhelo, la paz que siempre esperamos y no sabemos dónde pueda estar.

Hay muchas cosas que en el día a día suelen desconcertarnos, a veces no entendemos hacia dónde vamos, cuáles han sido las situaciones que más nos han afectado como sociedad y en muchas otras ocasiones. No entendemos por qué las cosas tan simples que antes parecían muy comunes y necesarias en la vida, cada vez van perdiendo más importancia y relevancia. ¿Será acaso que la época de la sociedad líquida ha llegado?

Mucho hemos pedido, hablado y hasta luchado por convertirnos en mujeres que transforman y, aunque no siempre logramos hacerlo del todo, por lo menos hemos conseguido transformar a una persona de las tantas que se encuentran a nuestro alrededor.

Hasta la pareja más sólida y duradera puede romperse fácilmente si cae en la acumulación de ciertos errores, pues estos terminan dañando a cada uno individualmente y en consecuencia también al vínculo que construyeron. Sin embargo, por sentido común, existen ciertas cosas que no se deben hacer en una relación de pareja para que el amor se mantenga. Muchos cónyuges actúan en la vida cotidiana como si no existieran reglas, principios básicos, valores universales y un código moral que cumplir y respetar.

La solución a todos los problemas que han aquejado a la humanidad a lo largo de la Historia ha sido siempre el amor -amor verdadero, amor a Dios y al prójimo-. El amor pues, es la solución que ofrece Dios aun en una sociedad tan confusa y compleja como la actual.

Amar no es simplemente desear el bien de los demás. No basta con desearlo. Hay que buscarlo, trabajar por él. Es hacer un esfuerzo por darme entero a los que digo amar. Amar es un acto de voluntad, no solo un deseo o sentimiento. Y ese acto ha de ser libre y voluntario. Un acto que nazca desde nuestro interior. Que yo quiera buscar el bien de las personas que yo amo.

Hace unos días una joven se acercó a mí y me preguntó: “señora, ¿qué hace usted para inspirarse ?” Es muy sencillo, le contesté. Cuando amas lo que haces y cada acción la enfocas en lograr tus objetivos para dejar tu propia huella en la historia, el amor lo impregna todo y se transforma en la esencia de tu inspiración.

Los recientes temblores no han cimbrado solo el suelo de nuestro país, han cimbrado nuestro corazón como nación y como hermanos que somos, hoy en día nuestra visión ha cambiado y hemos comprendido lo mucho que podemos hacer si nos organizamos pero… ¿Sabes qué nos detiene? Precisamente eso, la organización, las ganas de hacer las cosas y sobre todo la decisión de lograr un futuro mejor para todos.

Frente a las adversidades que se nos presentan y que más adelante llegarán nos viene a la mente la siguiente pregunta ¿Cómo sumar para ser mejores? No se trata solo de dar siempre y a manos llenas, se trata de saber la forma en la que podemos canalizar y enfocar todas nuestras ganas de ayudar, nuestro amor por la patria y las ganas de sacar a nuestro país del bache en el que está sumido.

México está pasando por un trago amargo, más amargo que el primer sorbo de tequila en la noche mexicana, o que la medicina agria que nos dan cuando somos niños. Éste trago parece que no se quiere ir, pareciera que nos quiere acabar, con lo que conocemos, lo que somos y lo que hacemos. Pero sé que tú que me lees y a veces me escuchas, sabes que no es así, sabes que podemos salir de cosas peores.

Viendo página 8 de un total de 10
Escucha radio en vivo