Blog

Cada Paso Cuenta

CADA PASO CUENTA

 

Estamos comenzando el 2020 y estoy segura de que armaste todo un listado de propósitos por cumplir este año. Me he podido percatar que la mayoría comienza con pasión y entrega, con la finalidad de cumplir todo aquello que se propusieron, pero a mediados del año, dejan esos sueños abandonados. Cumplir tus objetivos es un trabajo diario que implica esfuerzo, aprendizaje y disciplina; puede tomarte un par de meses, pero recuerda que cada paso cuenta.

 

Después de ingerir las 12 uvas, tuviste doce oportunidades para pedir por tu familia, empleo y en qué mejorar cualquier aspecto de tu vida. Pero ¿cómo lograrás esos objetivos? Cuando fijas un plan de acción, tus propósitos no se quedan en una simple idea, sino en un verdadero hecho. Debes considerar no quedarte a medio camino, ya que cualquier acción, por más pequeña que luzca, es sumamente importante para llegar a la meta sin importar el tiempo que le dediques.

 

Quiero compartirte el siguiente plan infalible para que mejores tus procesos y logres un año lleno de sueños cumplidos y armonía:

 

DEFINE TU OBJETIVO

Existen varias interrogantes que debes realizarte para llevar a cabo la idea que tienes como objetivo, esto con la finalidad de ver la viabilidad del proyecto:

 

     ¿Es realista?

     ¿Implica a más personas?

     ¿Qué tengo que hacer para lograrlo?

     ¿Cuento con los recursos necesarias?

     ¿Lo hago por mi crecimiento personal o por impresionar?

     ¿Debo cambiar de residencia?

     ¿Necesito adquirir más conocimiento?

 

DIVIDE TUS OBJETIVOS

Cuando defines el objetivo, sabes que tendrás que dividir todos los sub-objetivos que te llevarán al éxito. Por ejemplo, si quiero abrir una repostería debo iniciar con el conocimiento de esta profesión. Si ya lo tengo, entonces debo de elaborar un presupuesto para el lugar, inmobiliario, etc.

 

     Los sub-objetivos se dividen a corto, mediano y largo plazo.

     Define y organiza el tiempo para cada uno

     Administra los recursos que serán para ese proyecto

 

BUSCA UNA INSPIRACIÓN O EJEMPLO

Algo importante es contemplar a alguien que te inspire para ese proyecto. Una persona que conozcas y hace algo similar o un personaje que admires.

 

     Pregunta todas las dudas que tengas

     Observa lo que han hecho

     Escucha su plan de acción

 

OBSERVA TU PLAN EN CADA PASO

En cada progreso, meta cumplida y paso que te acerque a tu objetivo final, debes  darle un vistazo al plan de acción para medir los tiempos, evaluar el progreso y también reconocer tu esfuerzo, esto con la finalidad de seguir avanzando.

 

HAZ A DIOS PARTÍCIPE DE TUS LOGROS

Algo realmente importante durante este proceso, es hacer partícipe a Dios en cada logro, así como en cada fracaso. Cuando incluyes a Dios en tu vida, los resultados serán palpables, además podrás escuchar su palabra o pedir su consejo para tener su apoyo en cada momento.

 

RENUEVA TU PLAN DE SER NECESARIO

Puede que sigas todos los pasos al pie de la letra y aún así no percibir un avance, ya sea por la estructura de tu plan o la organización establecida no fue la adecuada. Es completamente normal equivocarse y afrontar los hechos, pero no por ello debes detenerte ahí y abandonar todo. Reestructura todo tu plan, checa los punto débiles y todo aquello que puedes mejorar, siempre podemos volver a empezar.

 

Espero que esta estructuración sea de ayuda para lograr todo aquello que te propusiste este año, recuerda que sin la disciplina y dedicación necesaria será imposible lograrlo. ¡Es hora de ponerte en acción y comenzar este 2020 con toda la energía! Recuerda que no importa la fuerza con la que comiences, sino cómo la mantienes latente durante el transcurso.

 

¡Bendiciones!

 

Ver otras entradas

Escucha radio en vivo