Blog

El Esfuerzo Vale la Pena

Todos hemos pasado por momentos complicados en nuestra vida, aquellos que hacen cuestionarte si vale la pena seguir adelante o abandonarlo todo. Es probable que te tome tiempo ver los resultados, pero cuando haces las cosas con pasión, fe y amor, verás que el verdadero esfuerzo vale la pena.

 

Pero, ¿qué implica esforzarse? El esfuerzo reside dentro de ti y sólo tú puedes hacerlo, ya que se define como una habilidad que una persona emplea para lograr un fin determinado. Puede implicar una gran fuerza moral o física, pero es el motor para llegar a un fin establecido. Teniendo presente la definición, es tarea de todos emplear esfuerzo en acciones determinadas para lograr nuestros objetivos y por consiguiente, tener una vida llena de bienestar.

 

Creemos que esta acción es única para lograr un objetivo, pero el esfuerzo va más allá de ello. Debemos emplearlo en cada aspecto de nuestra vida: con nuestra pareja, para ser mejores padres y evidentemente ser un ejemplo a seguir. Por ese motivo, quiero compartirte la clasificación del esfuerzo, para que identifiques de qué forma puedes mejorar tus habilidades en distintos ámbitos y por consiguiente, ser una persona completa.

 

ESFUÉRZATE CONTIGO MISMO

 

No existe ser humano más importante en tu vida que tú mismo. Si aún no has planteado la forma de estar bien contigo, evidentemente no podrás hacerlo con las personas que te rodean. Esforzarte en tu persona implica una serie de hábitos como la lectura, una dieta balanceada, adquirir conocimientos para una superación constante, evaluar cómo te sientes y muchos más factores. Debes de ser la mejor versión de ti mismo y verás el cambio de percepción que las personas tendrán sobre ti.

 

ESFUÉRZATE CON TU PAREJA

 

Cuando te unes en sagrado matrimonio o llevas años de relación, das por sentado que tu pareja sabe que lo amas y que estás ahí para él o ella y no es así. Una relación es un trabajo de tiempo completo que implica un proceso de comunicación. Pregunta constantemente cómo se siente y que tiene en mente, da pequeños detalles así no sea un aniversario importante, salgan constantemente de la rutina, ya sea a un restaurante o de viaje. Lo más importante, dile todos los días lo mucho que lo amas, no solo en palabras sino en acciones.

 

ESFUÉRZATE CON TUS HIJOS

 

Ser madre o padre de un pequeño va más allá de un título, es un  conjunto de acciones y responsabilidades que te llevarán a ser mejor. Es necesario tener claro lo que implica este proceso, ya que no podemos bajar la guardia en un solo momento. Debemos estar al pendiente de lo que hacen, sus sueños, lo que piensan, su educación, amistades, lo que ve en televisión o Youtube, en general, debemos estar en cada paso. No estar presente puede causar consecuencias graves.

 

ESFUÉRZATE CON TU FE

 

Tengo presente que muchos son católicos y aman a Dios con todo su corazón, pero se quedan solo en palabras y no en acciones. Tu relación con Dios es similar a la que tienes con tu pareja, debes reafirmar día a día que está en tu corazón y que está presente en tu vida. Esto implica orar todos los días, asistir a la Iglesia por lo menos una vez por semana, conversar con Él y decirle cuánto lo amas. Estas acciones refuerzan tu fe y el vínculo que tienes con nuestro Padre Celestial.

 

ESFUÉRZATE EN TU TRABAJO

 

Me he podido percatar de ciertas actitudes cuando una persona tiene un trabajo. Comienza a laborar siendo puntual, responsable y aportando sus ideas para el sitio donde trabaja, pero conforme pasa el tiempo y se convierte en algo estable cambia por completo. Debemos entender algo, todos somos reemplazables y si ya no demuestras tu valía dentro de una empresa, puede que alguien más te quite tu lugar por aquello que estás dejando pasar. Debes seguir apasionado por lo que haces y demostrar lo que vales.

Espero que esta información sea de suma importancia para tu crecimiento personal, principalmente esforzarte en cada ámbito de tu vida para ser la mejor versión de ti mismo.

 

¡Bendiciones!

 

Ver otras entradas

Escucha radio en vivo